Almendra

Las almendras son de los frutos secos más apreciados y versátiles. Usadas no sólo en la gastronomía, sino también en la industria cosmética, se trata de una alternativa saludable y perfecta, con excelentes aportes a nuestra salud y también a la apariencia de nuestra piel y cabello.

 

Uno de los beneficios más conocidos de las almendras es su aporte de ácidos grasos esenciales a nuestro cuerpo. Se trata de grasas buenas que favorecen el estado de nuestras arterias y mejoran la salud cardiovascular, ayudando a prevenir las enfermedades cardíacas.

 

Además no podemos dejar a un lado su aporte de fibra al organismo, favoreciendo el tránsito intestinal y reduciendo los niveles de colesterol y azúcar en la sangre. Por eso se trata de un alimento ideal si sufres de estreñimiento y si deseas mantener la salud gastrointestinal.

 

Si eres vegetariano o deseas reducir tu ingesta de carne y llevar una dieta más sana, las almendras son tus mejores aliadas. Se trata de un alimento que ofrece un alto aporte de proteína vegetal, por eso es ideal consumirlas a diario no sólo en su versión sólida, sino también en otras presentaciones, como la leche de almendras.

 

Otro de los claros beneficios de las almendras es su aporte de hierro, ayudando a combatir padecimientos como la anemia, y mantener la energía y fuerza en los huesos y músculos. Otros minerales como el magnesio y el fósforo también están presentes en este fruto seco.

 

Se trata de un alimento rico en vitamina E, un poderoso antioxidante que nos ayuda a combatir la formación de radicales libres, responsables de enfermedades como el cáncer y del envejecimiento prematuro. Por eso consumir almendras de forma frecuente en la dieta te ayudará a mantener la juventud de tu piel y células y a prevenir ciertos tipos de cáncer. 

Anacardo

El árbol del anacardo denominado Anacardium occidentale (también llamado cajú), es originario de la cuenca del Amazonas (Brasil y Bolivia), por lo tanto es de origen tropical. Posee unas excelentes propiedades medicinales y nutricionales.

 

Uno de los beneficios del anacardo es que ayuda a bajar el colésterol debido a sus grasas insaturadas por lo que es beneficioso el consumo para el aparato cardiovascular.

 

Su alto contenido en Selenio produce un efecto antioxidante y sobre todo a formar la enzima glutatión peróxidos que previene el desarrollo de algunas clases de cáncer.

 

El anacardo por su aporte en magnesio hace de este producto muy aconsejable para asimilar bien el Calcio.

 

El anacardo por su alto contenido en Vitamina B1 ayuda a prevenir el stress y la depresión. El anacardo es recomendable en periodos de embarazo o lactancia o después de operaciones o periodos de convalescencia, ya que hay más consumo de esta vitamina.

 

El anacardo es rico en minerales, sobre todo en potasio, calcio, hierro y fósforo.

Avellana

Las avellanas son uno de los frutos secos más consumidos.

Y es que son muchas las propiedades beneficiosas que la avellana ofrece y, por lo tanto, resulta apropiado incorporarlas a toda dieta equilibrada, ya sea consumiéndolas en crudo, tostadas o como ingrediente en la elaboración de todo tipo de recetas.

 

De esta manera, uno de los principales beneficios que se conocen de las avellanas es su aporte de ácidos grasos mono insaturados que resultan favorables para la salud (a diferencia de otras grasas) y pueden ayudar a reducir los niveles de colesterol y triglicéridos. Por esta misma razón y su considerable cantidad de arginina, se consideran un fruto que ayuda a prevenir enfermedades y problemas cardiovasculares.

 

Las avellanas también son ricas en vitamina E, un nutriente que destaca por sus propiedades antioxidantes, por lo que resultan muy indicadas para prevenir el envejecimiento prematuro de las células. Así mismo, la vitamina E cuenta con la capacidad de anular los radicales libres, causantes de numerosas enfermedades, motivo por el que se la denomina "la vitamina de la vida y la juventud".

 

Entre las propiedades de las avellanas, podemos destacar también el hecho de ser beneficiosas para los huesos principalmente por contar con altas dosis de calcio, magnesio y potasio.

 

Por otro lado, las vitaminas del grupo B que se encuentran en las avellanas tienen resultados positivos en el funcionamiento del sistema nervioso, así como también pueden resultar un buen remedio contra la fatiga o el síndrome premenstrual.

 

Macadamia

La nuez de Macadamia (o nuez australiana) aportan beneficios y propiedades cardiosaludables, interesantes para cuidar el sistema cardiovascular, al ser ricas en ácidos grasos omega-3.

 

Aunque cada variedad de nuez aporta beneficios y propiedades determinadas, es cierto que en general son ideales para disfrutar de un sistema cardiovascular sano, ya que las macadamias son especialmente ricas en grasas no-monosaturadas, proteínas, vitaminas y minerales.

 

La nuez de macadamia es una variedad de nuez deliciosa, con un sabor y una textura al morderla características, que presentan un color blanco-crema, forma redonda y un diámetro que va de 2 a 3 centímetros

 

Aportan efectos positivos cobre el perfil lipídico (esto es, sobre las grasas en sangre), ya que son ideales a la hora de disminuir el colesterol total por un lado, y el denominado como colesterol LDL (lipoproteínas de baja densidad) por otro.

 

Debido a estos beneficios, en diferentes estudios se ha constatado que el consumo regular de nueces de macadamia reduce el riesgo de muerte por enfermedad cardiaca coronaria.

 

Nuez

La nuez  en concreto ofrece una serie de ventajas como puede ser su efecto antioxidante o la ayuda a mejorar la memoria. Las nueces aportan una gran cantidad  de fibra,  hidratos  de  carbono y proteínas,  así como también es una fuente de vitaminas (A, B1, B6 y E) y minerales como el potasio, fósforo, hierro...

 

Asimismo, este alimento destaca por sus aceites vegetales polinsaturados que ayudarán a la prevención de enfermedades cardiovasculares y, a su vez, ayuda a reducir el colesterol de forma natural. Y es que las nueces son un alimento muy rico en omega 3 o ácido linolénico.

 

Las nueces cuentan también con propiedades antioxidantes, es decir, que ayudan a mantener las células jóvenes y evitan su envejecimiento. Es una buena forma de combatir los radicales libres, que resultan causantes de múltiples enfermedades graves tales como el cáncer.

 

Por otro lado, se afirma que el alto contenido en polifenoles de las nueces ayuda a la memoria, por lo que el consumo de este fruto seco nos ayudará en nuestra vida diaria pero también a prevenir enfermedades como la demencia senil o el alzhéimer precoz.

 

También cabe destacar el aporte de calcio que suponen las nueces, por lo que ayudarán a reforzar los huesos y prevenir así la aparición de enfermedades óseas como la osteoporosis. Por este mismo motivo, se recomienda su consumo a las mujeres que están pasando la menopausia o post-menopáusicas, ya que durante esta etapa los huesos se debilitan.

 

Pistacho

Los pistachos, son de los frutos secos que más fibra, minerales y energía aportan a nuestro organismo. Además, son muy sabrosos. Podemos beneficiarnos de sus múltiples propiedades saludables. Destacan por su aportación en el tratamiento de la diabetes, en la reducción del colesterol y por ser grandes aliados para una buena salud cardiovascular, entre muchas otras. También se les reconoce su propiedad afrodisíaca.

 

Los pistachos son muy ricos en minerales y entre ellos encontramos que contienen un gran porcentaje de magnesio. Este es considerado el mineral anti estrés por excelencia, ya que ayuda a equilibrar el sistema nervioso central y a combatir los síntomas de ansiedad, nerviosismo e irritabilidad. Además favorece la relajación muscular y el buen descanso.

 

Uno de los más destacados beneficios de los pistachos es que son excelentes para nuestra salud cardíaca. Ofrecen elevados niveles de fitosteroles, los cuales atacan directamente al colesterol y reducen los niveles de colesterol malo. Por otro lado, los pistachos contienen antioxidantes vitamina A y E, lo que favorece la protección de los vasos sanguíneos y, por ende, permiten disminuir el riesgo de sufrir de enfermedades que afectan al corazón.

 

Los pistachos también son un buen tentempié para las personas que padecen diabetes tipo 2. Esto es gracias a que son bajos en carbohidratos y ricos en ácidos grasos mono insaturados, por lo que incluirlos en la dieta de forma moderada ayuda a disminuir los niveles de azúcar en la sangre y de insulina.

 

Además, los pistachos son de los pocos frutos que cuentan con dos carotinoides, la luteína y zeaxintina, que ejercen de antioxidantes muy beneficiosos para proteger los tejidos y reducir el riesgo de padecer enfermedades oculares degenerativas, una de las principales causas de pérdida de visión en personas de más de 65 años.

 

Se ha demostrado que tomar una pequeña porción de pistachos proporciona un elevado nivel de saciedad. Por ello, entre los beneficios de los pistachos conviene resaltar que son un excelente complemento para aquellas personas que están a dieta y desean controlar su peso. 

973 13 06 11

info@les-garrigues.com

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Foment Agrícola de les Garrigues S.A.